ESTRATEGIAS DE ATENCIÓN A ALUMNADO SORDO

Versión para impresiónVersión para impresión

ESTRATEGIAS DE ATENCIÓN A 

ALUMNADO SORDO

Una Persona Sorda es toda aquella que sufre una pérdida auditiva. Siguiendo un criterio funcional se clasifica a las personas con déficit auditivo en dos categorías:

1.-Hipoacúsicos: sujetos cuya audición es deficiente, pero es funcional para la vida ordinaria y permite la adquisición del lenguaje oral por vía auditiva. Aún así, no debemos considerarlos igual que un oyente, aunque lleven un audífono, ya que, dependiendo de la pérdida auditiva, estos alumnos perderán información del lenguaje y es frecuente que aparezcan errores de concordancia en el lenguaje, simplificación de frases y omisión de determinados componentes y nexos (sobre todo: preposiciones, conjunciones y determinantes). Suelen tener dificultades en la comprensión lectora y tienden a memorizar los contenidos, por lo que es frecuente encontrar errores y omisión de palabras.

2.-Sordos profundos: sujetos cuya audición no es funcional para la vida ordinaria y no posibilita la adquisición del lenguaje oral por vía auditiva. Estos alumnos deben aprender la lengua oral de manera intencional (no espontáneamente como el resto de niños), es necesario enriquecer su vocabulario y darle significados a las palabras que para los demás niños se dan por conocidas. Utilizar al máximo el canal visual. Un niño es considerado sordo profundo si su pérdida auditiva es tan grande que, incluso con una buena amplificación, la visión se convierte en el principal lazo con el mundo y en el principal canal para la comunicación.

Es un grupo de alumnos/as muy heterogéneo. Son cuatro los factores que determinan esta heterogeneidad:

- El grado de pérdida auditiva.

- La edad de comienzo de la sordera.

- Las causas que la provocan.

- Los factores educativos y comunicativos.

Es importante conocer estos factores de nuestros alumnos con déficit auditivo, así como otros aspectos como la historia escolar y familiar.

Grado de la pérdida auditiva: a la hora de evaluar hay que tener en cuenta no sólo la cantidad de pérdida auditiva sino la calidad y funcionalidad de los restos de audición, es decir, el grado de optimización de los mismos.

Momento en el que se produce la pérdida auditiva:El momento en que se produce la pérdida auditiva tiene una repercusión muy importante. Cuanta más edad tiene el niño/a más experiencia ha tenido con el lenguaje y por lo tanto su evolución lingüística resulta más favorable. Los niños/as sordos prelocutivos, en los que la pérdida auditiva se produce antes de la adquisición del lenguaje, tienen que aprender un lenguaje oral que es totalmente nuevo para ellos sin apenas experiencia con el sonido.

Factores educativos y comunicativos

 Los alumnos con deficiencia auditiva suelen tener un pensamiento más concreto vinculado a la percepción directa y con poca capacidad de abstracción (su lenguaje natural es visual).La importancia que tiene el lenguaje en la autorregulación y planificación de la conducta hace que los alumnos y alumnas sordas manifiesten dificultades y retrasos en este aspecto.

Los problemas en la comunicación oral y en la escrita que presentan los alumnos y alumnas con sordera hacen que el acceso a la información se limite considerablemente por lo que se produce un enlentecimiento en los procesos de aprendizaje.

Las dificultades de comunicación oral (mandar y recibir mensajes) producen en muchas situaciones una reacción de frustración que a lo largo del tiempo va estructurando la personalidad de la persona con sordera.

Respuesta educativa

Desarrollo de la comunicación

Las situaciones de comunicación deben permitir que los niños/as sordos tengan acceso al mayor número de señales posibles, para que puedan comprender con más facilidad la información que se les transmite.

Hay que evitar las frases aisladas, las preguntas sueltas, los mensajes descontextualizados que sin otros apoyos difícilmente pueden ser comprendidos.

 Se deben utilizar en las interacciones lingüísticas las diferentes funciones que tiene el lenguaje: pedir, preguntar, expresar sentimientos, etc.

El lenguaje de signos, el único que una persona con sordera llega a adquirir, puede ser un medio importante para facilitar el aprendizaje del lenguaje oral. Algunas características del Lenguaje de Signos es que presenta una estructura sintáctica particular, en la cual omite algunos verbos, conjunciones, preposiciones, determinantes, además de utilizar un orden diferente en las oraciones, colocando el verbo al final de la frase, etc.

El desarrollo de aprendizajes funcionales es algo que debe estar presente y convertirse en objetivo fundamental en los procesos de enseñanza.

Definición de su currículo

Objetivos y contenidos

Relación con otras personas sordas

No se puede prescindir de las necesidades de relación y comunicación que tienen no solo con niños y niñas sino con personas sordas de otras edades. La importancia de códigos comunes de comunicación, el poder identificarse con otro alumno o alumna le va a ayudar en el desarrollo de su propia identidad y por lo tanto en la autoestima.

- Dadas las dificultades para conocer las normas que rigen su entorno será necesario trabajar de modo intencionado y sistemático determinados contenidos referidos a valores, normas y actitudes que el resto del alumnado adquiere de modo natural.

- Introducción en la programación de contenidos acerca de la sordera y el mundo de los sordos.

- Modificar los contenidos de determinadas áreas curriculares en las que van a presentar mayores dificultades como en las áreas de Lengua Castellana, Lenguas Extranjeras y determinados contenidos del Área de música.

- En el área de Lengua Castellana habrá que trabajar objetivos y contenidos que se consideran previos en los alumnos oyentes, referidos tanto a la lengua oral como a la escrita.

- Las adaptaciones en la Lengua Extranjera van a depender de las competencias lingüísticas del alumno, priorizándose aquellos objetivos y contenidos referidos a la comprensión y expresión de la lengua escrita, trabajándose el vocabulario y las expresiones que sean funcionales en diferentes contextos (restaurantes, tiendas, medios de transporte, etc.).

- En el área de Música habrá que realizar adaptaciones importantes en los bloques de contenidos, trabajando los aspectos básicos del ritmo y de la percepción de sonidos a través, por ejemplo, de la estimulación vibro-táctil.

Estrategias metodológicas

Actividades

- Deben presentarse individualmente de tal manera que se asegure la comprensión del proceso a seguir para realizarlas.

- Planificar actividades que tengan que realizarse de forma cooperativa favoreciéndose de ese modo la interacción con sus compañeros.

- Siempre que sea posible se debe presentar la información de manera visual para servir de soporte a la información que se transmite oralmente, aunque dicha información debe presentarse de modo consecutivo y no simultaneo (transparencia, textos escritos, videos, esquemas...), pues el alumno debe dirigir la atención a cada aspecto de modo secuenciado.*

- Plantear actividades de exploración, observación, demostraciones..., que les permitan implicarse activamente en el proceso de aprendizaje.

Medios de acceso al currículo

- Será necesario adaptar los materiales escritos que se vayan a emplear incorporando mayor información visual utilizando signos, dibujos o gráficos.

- Introducir modificaciones en el vocabulario y en las estructuras sintácticas de los textos escritos y ayudas hasta asegurar su comprensión.

- La utilización de la Lengua de Signos y, por tanto, la aceptación de un modelo bilingüe en el que el lenguaje oral se presenta como una segunda lengua, tiene como razón principal que se está adquiriendo un auténtico lenguaje, con las enormes posibilidades que esto supone para el desarrollo comunicativo y cognitivo del niño. La utilización de la comunicación signada junto con la oral es especialmente importante en los niños sordos severos y profundos o con restos no funcionales.